Muchas de mis pacientes vienen a mi consultorio y me ruegan que les quite el acné porque no solo les baja la autoestima, sino que es dolorosísimo.

¿Qué es el acné?

El acné, que en ocasiones es crónico, se caracteriza por la aparición de barros y otras erupciones cutáneas en cara, espalda, pecho, cuello, hombros y otras partes del cuerpo. El más común (acné vulgar) se manifiesta con puntos negros y blancos y protuberancias rojas con centros semisólidos. En casos graves (acné quístico), se forman dolorosos quistes llenos de líquido o hinchazones duras e indoloras debajo de la piel, que pueden dejar cicatrices y marcas de aspectos desagradable. Para una persona, puede ser motivo de vergüenza y un problema emocional.

¿Qué lo provoca?

El acné aparece cuando las glándulas sebáceas en la base del folículo piloso de la piel secretan mucho sebo. Los poros normalmente producen esta sustancia grasosa y espesa para mantener la piel sana y lubricada. Si la grasa no sale, puede formar tapones que al obstruir los poros se convierten en granos. Si uno de esos tapones de grasa se revienta debajo de la piel, puede dar lugar a una infección bacteriana en esa área de grasa, que es un problema común en la adolescencia, sobre todo en los hombres. La menstruación o el embarazo también pueden producir desequilibrios hormonales que provocan la aparición del acné.

Entre los factores que la desencadenan están:

  • El estrés emocional
  • El roce de la ropa contra la piel
  • Ciertos fármacos como los esteroides, los anticonceptivos o aquellos que afectan los niveles hormonales
  • Estarse tocando la cara seguido y no lavarse las manos con frecuencia.
  • La alimentación no saludable
  • Los químicos en productos de la piel, para el cabello, alimentos, maquillaje y cosméticos, etc.
  • La herencia también puede influir.

Es probable que el acné no se deba a la ingesta de chocolates, mariscos o bocadillos grasosos. Sin embargo, algunos pacientes, tienen alergias o intolerancias alimentarias que pueden causarlo o agravarlo.

¿Qué se puede hacer?

  • Tomar Vitamina A puede ayudar a controlar la producción excesiva de grasa, el origen del acné. (evitar tomar isotretinoina, que es un derivado de la vitamina A, ya que en mujeres embarazadas puede desencadenar defectos congénitos).
  • La Vitamina C fortalece el sistema inmunológico al controlar las bacterias que causan el acné.
  • El Aceite de linaza favorece la dilución de grasa, reduciendo la probabilidad de poros tapados. (tomar una cucharada de aceite en alimentos y en la mañana).
  • Limpiar muy bien la cara dos veces al día.
  • No dormir con la cara maquillada, por más cansada que se esté.
  • Elegir cosméticos libre de aceites, hipoalargénicos y de preferencia que no tenga parabenos ni sustancias químicas.
  • Llevar una alimentación equilibrada, eliminando alimentos procesados, refinados y grasas transgénicas.
  • No exprimirse los barros ya que se inflaman más y pueden quedar cicatrices o manchas.

Es importante consultar al médico o un especialista antes de tomar algún complemento o suplemento.

Gracias por leernos, si tienes alguna duda o comentario, por favor mándame un mensaje y con gusto lo vemos, me encantaría saber de ti.

Tu coach,

Vero Villalobos
Coach de salud y alimentación integral
Especializada en salud hormonal y reproductiva de la mujer, alimentación intuitiva y bienestar integral
www.verovillalobos.com

Fuente: Libro: El poder curativo de vitaminas, minerales y hierbas.